Los datos macro siguen dando aliento a unas bolsas muy sobrecalentadas

Los datos macro siguen dando aliento a unas bolsas muy sobrecalentadas